¿Por qué el Personal Branding puede llevarte al éxito?

Escrito por Jorge Ruiz

Como empresario, emprendedor o profesional de cualquier rama habrás descubierto que el marketing ocupa un lugar prioritario entre las tareas y acciones a desarrollar. Crear una marca es fundamental para progresar de manera óptima y ascendente.

Una de las mejores opciones para diferenciar un negocio frente a la competencia es potenciar la marca. Esta ayudará a atraer  más clientes y fidelizar con ellos. Recordemos que la fidelización del "target" o público objetivo es, con toda probabilidad, una de las principales misiones de las empresas deseosas de aumentar su cartera de consumidores fidelizados frente a consumidores ocasionales.

→ ¿Conoces la funcionalidad de los Webinars? Descarga nuestro ebook y aprende a lanzar tus propios webinars para trabajar tu estrategia de marca personal.

Gestionar, administrar y dibujar la marca de una empresa o negocio es un trabajo complejo que integra una buena parte de las estrategias de marketing de una compañía. Pero si trabajar una marca empresarial es ya una tarea importante y laboriosa, no se puede obviar otro concepto que se deriva en todo este contexto: la marca personal.

 

 ¿Qué es la marca personal o Personal Branding?

En más de una ocasión se crea confusión entre la marca de una empresa y la marca personal, puede decirse que son términos construidos bajo una misma finalidad pero a distintos niveles.

Pero ¿Qué es la marca personal o Personal Branding? Es un concepto que ya existe aunque no lo sepamos, como persona o profesional desarrollamos y modelamos una reputación, experiencia, vivencias, trabajo, éxitos… la manera de compartir y ofrecer visibilidad a esa reputación es el objetivo de cultivar la marca personal o Personal Branding.

Como has podido ver la idea de “marca” no solo está vinculada a un negocio o empresa. Toda entidad empresarial o actividad lleva detrás una marca personal. Una marca es algo que se construye día a día pues muestra quién eres y lo que te gusta hacer.

Cuidar la marca personal no es un proyecto destinado únicamente a las grandes esferas empresariales o profesionales de cierto nivel. Ya seas un trabajador de completa o media jornada, un freelancer, empresario, deportista… la marca personal hablará de ti ante el público.

Puede decirse que sin una marca personal bien definida es muy difícil crear una marca de empresa creíble y en consonancia con la realidad en la que se vive.

Cuando se trata de levantar una marca personal se ha de tener en cuenta que es un proceso que requiere dedicar tiempo y energía a la propia marca, además de generar una tarea continua y minuciosa.

¿Por qué es tan importante la marca personal?

Poseer una marca personal no es algo nuevo, desde siempre todo producto o servicio ha estado vinculado a personas y sus vidas.

La gran diferencia del pasado al presente, es que en las últimas décadas hemos visto cómo las nuevas tecnologías y redes sociales se han integrado en la rutina diaria de la sociedad. Este nuevo escenario digital ha hecho que la marca personal sea el espejo en el que la audiencia o target puede saber y conocer sobre la persona.

Los medios sociales, con su filosofía y estructura tecnológica, dan la oportunidad a las personas de promocionarse como marcas de una manera relativamente cómoda y muy eficiente.

En la actualidad, si una empresa o negocio quiere tener mayores posibilidades de éxito ha de correr en paralelo a las nuevas tecnologías. Dentro de las nuevas tecnologías la marca de empresa y la marca personal son dos de los activos más importantes que se pueden poseer.

Pero no solo esta transformación digital es un factor clave para plantearse estrategias de marca personal, existe otra clave que está cambiando el mundo de los mercados: los consumidores.

Los nuevos consumidores ya no compran por comprar, han elevado su exigencia y desean y demandan aquellos productos que cumplan con sus expectativas. Cuando hablamos de expectativas no solo nos referimos a la calidad y finalidad del producto o servicio, nos referimos a conceptos tan importantes como la sostenibilidad.

Los nuevos consumidores quieren saber de donde nacen dichos productos, quién los hace, quien está detrás de cada componente de la cadena de suministro de producción de una empresa.

Una mala reputación en cualquier área puede ser un hecho tremendamente  catastrófico y muy difícil de subsanar a corto y medio plazo.

Esto no solo afecta a pequeñas o medianas empresas, hasta los más grandes sufren este tipo de problemas. Apple tuvo un serio contratiempo con su marca personal  y empresarial al comprobarse que ciertos componentes para la fabricación de una pieza venían de lugares con muy bajo control y cuidado sobre sus trabajadores en materia de trabajo y salud.

Tanto de manera personal como empresarial se lanzaron mensajes y notas en diferentes medios para corregir la situación. La marca personal de sus dirigentes como la de la propia empresa fueron claves para no hacer crecer más todo este asunto.

Además de esto una marca personal bien definida puede traer ventajas: un mejor trabajo, mejores clientes y contactos para la empresa y una mayor reconocimiento.

Personal Branding ¿Por dónde empezar?

Como hemos dicho anteriormente, incluso antes de crea una empresa se ha de tener muy en cuenta que tipo de marca personal queremos ofrecer al público. Dicha marca personal  determinará y segmentará el público objetivo al que dirijamos el producto o servicio a ofrecer.

Veamos algunos de los pasos básicos para poder comenzar a construir una marca personal real y eficiente.

Conozca su valor

Empezamos por la idea esencial de uno mismo. Tanto como profesional y personalmente se ha de crear la propia marca personal identificando los elementos únicos que te hacen ser tú.

Cualquier detalle es primordial para generar dicha marca de manera especial y competitiva de cara a los demás. Antes de comenzar a construir una marca personal, se ha de pensar y buscar la forma de ofrecer la información que se desea compartir.

Experiencias, éxitos, fracasos, ideas… todo ha de ser focalizado en busca de cincelar esa marca personal. En este punto es muy importante ser honesto, genuino y auténtico.

Encontrar los verdaderos puntos fuertes puede ser la primera piedra para desarrollar la marca personal. Por ejemplo, si poseemos cierta experiencia o gran reputación en un campo, dicho elemento facilitará el crecimiento de la marca personal.

Es importante recalcar, que la marca personal no solo se trata de vender. El objetivo principal es mostrar de manera transparente qué somos, qué deseamos y que queremos.

Establecer una meta

La marca personal cuenta una historia, llena de vivencias, tareas y experiencias las cuales deben de tener un objetivo. Sin la presencia de un objetivo es muy complejo determinar una estrategia que lleve a alcanzar lo que se desea.

Determinar el Público Objetivo (Target)

Una vez que se tenga la visión de uno mismo y que desea mostrar a los demás, es hora de determinar quién es el público objetivo.

La gran  mayoría de profesionales y empresas están vendiendo algo a alguien. Tanto si se está buscando un empleo como si se venden productos necesitamos encontrar el buyer persona ideal para dicha finalidad.

El “Target” va más allá de las personas, la finalidad es poder contar  con una comunidad de personas que sean activos y fieles a la “marca”. Conocer al público ayuda a saber sus motivaciones y deseos mejorando la eficiencia del mensaje hacia ellos.

Identificar las motivaciones de su público objetivo facilita reconocer oportunidades potenciales de negocio además de una buena base para su fidelización.

Crear una estrategia

Llegados a este punto sabemos quiénes somos y sabemos a quienes queremos dirigirnos. Ahora toca definir y llevar  a cabo una estrategia que ayude a llegar a los objetivos deseados.

Una estrategia Personal Branding viene incluida en un plan de Marketing, el cual definirá los tiempos, los medios y el mensaje que deberá llevar la marca personal.

Desarrollar una estrategia de Personal Branding requiere conocimiento del contexto  a trabajar, no se puede dejar a la improvisación ni a rutinas aleatorias. Pues todo ello puede revertir negativamente en la reputación.

Marca Personal ¿hasta dónde llegar?

Construir una marca personal no es fácil, una vez que se tenga una llega el momento  de hacerla visible al público.

Obviamente, estamos dentro del mundo de las nuevas tecnologías. Este escenario es clave para que la marca personal  potencie su visibilidad, además de recoger el valiosísimo feedback de la otra parte.

Con toda rotundidad puede afirmarse que la plataforma estrella es Facebook. Una potente herramienta social que ayuda a fidelizar a muchos seguidores, gracias a sus opciones de branding cómo: stories, videos en directo, fotografías…

Bajo la enorme presencia de Facebook se pueden combinar acciones en la red LinkedIn. Esta opción  está más relacionada con el trabajo pero ofrece respuestas muy positivas cuando se incluye contenido un poco más personal u original.

Debemos destacar la enorme popularidad e importancia que ha tomado en los últimos años la plataforma de videos YouTube. Esta plataforma describe lo que es el Personal Branding. Es una herramienta que exige mucho más, pues el contenido visual ha de ser de calidad e interesante capaz de compartir y añadir seguidores. Comienza a ser un escenario notable para potenciar la marca personal.

Instagram, Twitter… existen muchas posibilidades de para visibilidad a la marca personal. Todas ellas poseen sus propias características y funcionan de distinta manera. La idea no es estar presente en todas los medios sociales, el objetivo es mostrar una marca personal real, interesante, atractiva capaz de sumar y fidelizar seguidores aunque sea en un solo medio.

¿Buscas nuevos activos para mejorar el rendimiento de tu negocio o actividad? No buques más allá, lo tienes dentro de ti. Desarrolla tu marca personal  y genera nuevas oportunidades personales y de negocio. Súmate a las nuevas tendencias del Personal Branding y diferénciate del resto.





Comentarios (0)
Escribe un comentario:

Gracias por enviar tu comentario. Será revisado por los administradores antes de ser publicado.