Cómo hacer una auditoría de contenido a tu web en 5 pasos

Escrito por Jorge Ruiz
Cómo hacer una auditoría de contenido a tu web en 5 pasos

Publicas tus artículos, eres cuidadoso con todo el contenido que añades en tu blog o web… pero las cosas no van del todo como deseas. Muchas veces la repercusión de los contenidos, a pesar de estar realizando una óptima periodicidad y planificación de las publicaciones, es muy baja o nula.

Contáctanos!No sabes que puede estar fallando pero es necesario localizar el problema para mejorar tu estrategia de contenidos. Llegados a este punto, no te queda más remedio que realizar una auditoría de tu contenido web.

¿Qué es una Auditoría de Contenido?

Una auditoría de contenido es un proceso de revisión, análisis y evaluación sistemática de todo el contenido que tienes publicado.

auditoria-contenido-web

Permite observar detenidamente la optimización desarrollada y comprobar si está cumpliendo los objetivos deseados. También es muy eficaz para poder identificar cualquier brecha en tu contenido para ajustarlo  lo mejor posible a la audiencia.

En términos generales, se pueden señalar dos grandes beneficios que aporta una correcta auditoría de contenidos:

  • Ayuda a garantizar que tu contenido sea relevante, oportuno y útil para tu audiencia.
  • Facilita la identificación del contenido potencial prioritario para tu público objetivo.

Un auditoría de contenido puede ser un proceso que lleve mucho tiempo debido a su carácter minucioso, pero que a medio y a largo plazo tendrá unos beneficios extraordinarios.

Ahora la pregunta es…

¿Cuándo debe hacerse una Auditoría de Contenido?

Conocer cuándo es el mejor momento para desarrollar una auditoría de contenidos es el primer paso para alcanzar el éxito.

En este sentido, se pueden destacar ciertas situaciones que estimulan el uso de una auditoría de contenidos:

  • Métricas desfavorables: En el momento que las estadísticas tanto de visitas, visualización, conversiones… no son las correctas, no hay duda que es el momento clave para identificar los fallos y corregir los contenidos.
  • Nuevos productos o servicios en el nicho de negocio: Se debe realizar una auditoría de contenido cada vez que se ofrezca un nuevo producto o servicio y en el caso de que se sufran cambios importantes en el nicho de negocio. Es importante elevar el mayor esfuerzo en  investigación de palabras clave y el SEO en la página.
  • Auditoría Regular: En estos casos, la auditoría de contenidos es vista como una tarea periódica más de la estrategia de contenidos de cualquier empresa. Así pues, debe ser planificada de manera regular las veces que sea necesaria, en función del estado de los contenidos.

Por último, y de manera anecdótica, se puede decir que si nunca has hecho una auditoría de contenidos o no recuerdas cuándo fue la última… es el momento de realizarla.

Pasos sencillos para realizar una Auditoría de tu Contenido Web

No existe una fórmula estricta para desarrollar auditorías de contenido, de hecho, puedes encontrar numerosas formas de desarrollar esta tarea. Nosotros vamos a enumerarte una serie de pasos clave que pueden ayudarte a desarrollar esta tarea de manera profesional y eficiente:

1.  Define tus objetivos y métricas de contenido clave

Siempre que hablamos de cualquier tipo de estrategia, recalcamos la importancia de fijar los objetivos o metas a cumplir para tener una guía clara sobre lo que se desea.

En una auditoría de contenidos fijar los objetivos es clave, por ejemplo, lograr clientes potenciales. Descubrir primero qué es lo que quieres lograr con tu contenido y sitio web te ayudará a ser más efectivo y ver las cosas con mayor claridad.

Una vez que hayas determinado tus objetivos, lo siguiente que debes hacer es establecer las métricas que utilizarás para medir el éxito o no de tu contenido.

Existen diferentes tipos de métricas que se pueden utilizar para hacer una auditoría de contenido:

  • Métricas de comportamiento: Son métricas que se centran en el rendimiento de los diferentes contenidos de tu sitio web. Entre ellos, destaca la tasa de rebote y el tiempo promedio que un visitante pasa consumiendo tu contenido.
  • Métricas de engagement: Estas métricas te ayudan a controlar cómo reaccionan tus visitantes al contenido que publicas: comentarios, me gusta o retweets, según la red social que estés analizando….
  • Métricas SEO: Cubren los diferentes factores que los motores de búsqueda toman en consideración cuando clasifican tu contenido: palabras clave, optimización, enlaces entrantes y salientes… Revisar los títulos de las páginas, las palabras clave, los metadatos, los encabezados y las etiquetas de imagen son las acciones primordiales.

La optimización del motor de búsqueda comienza y termina con el contenido, así pues es indispensable modificar y actualizar de manera periódica el SEO de tus contenidos.

2.  Realiza un listado con todo tu contenido

¿Todo el contenido? ¡Por supuesto! Puede aparecer una tarea titánica pero existen aplicaciones que pueden ayudarte a obtener una relación organizada de tu contenido.

Registrar todo el contenido por título de página o por URL. Es muy útil, organizar esta información en forma de esquema, es decir, encabezado de sección, seguido de subsecciones y páginas.

Por ejemplo, si su sitio consta de solo unas pocas páginas de contenido, puedes analizar los temas y las palabras clave de cada una. Si tienes docenas o cientos de blogs, páginas, etc… debes  de ser más específico en la clasificación para centrarte en tu contenido más efectivo.

Puedes clasificar tu contenido por las siguientes categorías:

  • Buyer's Journey: Organiza tu contenido en base a las etapas del Buyer's Journey: conocimiento, consideración, decisión
  • Tipo de contenido: Existen diferentes tipos de contenido: Blog, guías/manuales, descripciones del producto, página de destino.
  • Formato del contenido: Sólo texto, imágenes, videos, texto con Call-to-Action. 
  • Autor: Sobre todo si existen varios escritores en tu web.
  • Número de palabras.
  • Fecha de publicación o última modificación.

Por último, no olvides recopilar todas las url de tus contenidos. Es recomendable poseer un sitemap del sitio, pues será mucho más fácil obtener esta información y además facilita que los motores de búsqueda entiendan la organización de tu sitio web y encuentren todas las páginas que consideren importantes.

3. Análisis del Contenido

Este es el paso más minucioso e importante. El objetivo principal es revisar cada parte del contenido y evaluarlo en función de su rendimiento.

En este paso, es destacable realizar una comparación del contenido con el Buyer's Journey de tu audiencia.

El Buyer's Journey es el conjunto de pasos que un usuario toma a medida que avanza hacia su condición de cliente (conversión).

Para hacer coincidir tu contenido con  el cliente se pueden establecer ciertas pautas:

  • Divide cada Buyer's Journey en proyectos de contenidos individuales.
  • Identifica la pieza clave de contenido que pretende hacer avanzar al comprador hacia la deseada conversión.
  • Elimina cualquier tipo de contenido que no aporte valor hacia al objetivo deseado.
  • Determina en qué casos tu contenido no cumple con el ciclo de vida de Buyer's Journey correspondiente.

Por lo general, el Buyer's Journey suele ocupar entre 5 y 10 piezas de contenido, por lo general, es mejor enfocarse primero en reparar los existentes en lugar de construir nuevos.

4. Aplicar soluciones

Una vez que hayas completado tu auditoría de contenido, es probable que tengas una gran cantidad de información que esclarezca el impacto positivo o negativo que está teniendo tu contenido en el crecimiento del negocio ¡Es el momento de aplicar soluciones!

Los escenarios pueden ser muy diversos, por ejemplo:

  • A veces, nos encontramos contenido con excelentes tasas de tráfico e incluso buenas tasas de lectura, pero tasas de conversión bajas. Esto puede suceder con contenido que proporciona valor, pero no se dirige adecuadamente a los clientes ideales y, en cambio, atrae a lectores interesados ​​que probablemente no conviertan.
  • En otras ocasiones el contenido es fantástico, pero todavía es posible atraer de manera más fuerte. En estos casos, modificar el título o la introducción  de un modo más convincente puede ser una gran solución.

5. Incorporar las acciones a una estrategia de Marketing

Realizar una auditoría de contenido solo será útil si lo aplicas a una planificada estrategia de marketing de contenidos.

Revisa tu estrategia de contenidos para hacer los ajustes necesarios vinculados a los resultados de la auditoría. Prioriza la realización de estos cambios y supervisa el rendimiento del nuevo contenido.

Una auditoría de contenido es una herramienta valiosa para ayudar a comprender mejor el contenido y cómo mejorarlo para que se adapte a los cambios tanto en el nicho de negocio como en las preferencias y los deseos de la audiencia.

Estas son algunos de las principales pasos que debes aplicar para realizar una auditoría de contenido de éxito. Esperamos que con estos consejos seas capaz de evaluar y realizar un análisis de todo el contenido de tu web y comprobar si está alineado con tu estrategia y objetivos. Si tienes alguna duda, contacta con nosotros. Nuestro equipo experto en marketing digital y posicionamiento SEO te ayudará a sacar el máximo rendimiento con tu auditoría.

Contáctanos! 


Comentarios (0)
Escribe un comentario:

Gracias por enviar tu comentario. Será revisado por los administradores antes de ser publicado.