Design Thinking: ¿Qué es y para qué sirve?

Escrito por Jorge Ruiz
Design Thinking: ¿Qué es y para qué sirve?

Cualquier empresa cuando crea un producto u ofrece un servicio tiene un claro objetivo: llegar al cliente para aumentar sus ventas y con ello sus beneficios. 

Pero, ¿cómo llegar al cliente? Los usuarios han cambiado y sus comportamientos de compra también, ahora desean productos y servicios innovadores, que satisfagan sus necesidades y que les hagan vivir experiencias. 

Contáctanos!

Para lograr cumplir con estos objetivos hay una metodología que están utilizando algunas de las compañías más punteras porque ofrece grandes resultados: el Design Thinking.

  • ¿Qué es exactamente el Design Thinking?
  • ¿Cuáles son las claves del Design Thinking?
  • ¿Cuáles son las fases del proceso Design Thinking?

En este post damos respuesta a estas preguntas y te contamos algunos casos de éxito como el de Airbnb, el del BBVA y el de SAP, entre otros. 

¿Qué es el Design Thinking?

El Design Thinking (Pensamiento de Diseño) no es un concepto nuevo, pero sí una metodología que ha ganado mucha fuerza en los últimos años en el mundo de las empresas.

Este concepto hace referencia a la forma en la que las marcas involucran al público en el proceso de creación, con el objetivo de satisfacer las necesidades de los usuarios. Su objetivo es generar soluciones y aportar un valor a las personas, creando así una cultura de empresa creativa e innovadora.

Puedes ampliar la información, en la siguiente charla TED en la que Suresh Jayakar analiza los principales aspectos de esta metodología y su aplicación.

 

Claves de la metodología Design Thinking

Las principales claves de la metodología Design Thinking son las siguientes:

Metodología centrada en el usuario

El proceso Design Thinking es una metodología centrada en el usuario, que busca responder a sus necesidades de forma innovadora y creativa. Lo más importante durante el proceso es conocer al usuario para saber qué hay que ofrecerle. Pero no requiere únicamente un esfuerzo mental, es necesario ponernos en su lugar para descubrir de primera mano sus pensamientos, opiniones, quejas, etcétera. 

design-thinking-claves-metodologia

Equipo multidisciplinar: 

Es necesario contar con un equipo multidisciplinar, que posea conocimientos en diferentes áreas. La presencia en el equipo de un diseñador también es clave en este proceso creativo. No obstante, todos los miembros del equipo deben presentar una gran creatividad (no solo el diseñador) para llegar al cliente potencial y que el producto final sea viable. 

Imaginación: 

A lo largo de todo el proceso es vital no rechazar ninguna idea, ya que todas pueden ser válidas a la hora de desarrollar una estrategia que permita obtener un buen producto. Por ello es recomendable analizar todas las ideas y propuestas para después seleccionar aquellas más adecuadas. Este será el punto de partida de nuestro proceso creativo que dará como resultado el producto final.

Fases del proceso de Design Thinking

A continuación, detallamos y desarrollamos las fases del proceso Design Thinking:

1. Empatizar

empatizar-design-thinking

Antes de pensar una idea hay que conocer perfectamente al cliente, ponerse en su piel y descubrir cuáles son sus necesidades, deseos y problemas, y para ello es necesario empatizar.

Conocer a los usuarios y sus necesidades requiere de un estudio de mercado exhaustivo que proporcione todos los datos del público objetivo.

2. Generar ideas:  

fase-generacion-ideas

Tras conocer las necesidades del cliente hay que generar ideas, trabajando siempre en equipo. Tal y como hemos mencionado con anterioridad, el Design Thinking busca la participación de todo el equipo, con el objetivo de obtener más ideas, ideas creativas e innovadoras que combinen la viabilidad, la tecnología y los deseos de los usuarios.

3. Definir la estrategia: 

definicion-estrategia-design

La tercera fase consiste en definir la estrategia para discernir qué se les puede ofrecer, teniendo en cuenta que esas ofertas tienen que ser rentables para la empresa.  Estudiar cada idea que se propone es necesario para descubrir dónde se puede innovar y para valorar qué ideas son las más adecuadas y viables. 

4. Construcción de prototipos:

fases-metodologia-prototipo

Anticiparse a los fallos es vital para lograr el éxito. Esto solo se conseguirá con la construcción de prototipos, es decir, los diseños previos al producto final creado, con el objetivo de testar la opinión de los usuarios.

Durante este proceso, la interacción con el cliente es la clave para descubrir fallos y posibles mejoras. La resolución de estos fallos llevará a la empresa a crear el producto final. 

5. Validación:

design-thinking-validacion

La validación es la última fase del proceso, en la cual mostramos al usuario lo que hemos diseñado para él. En esta etapa, el usuario va a poder interactuar con el prototipo y nosotros podremos recibir feedback de su parte para hacer las mejoras que sean necesarias.

Ejemplos de design thinking: Casos de éxito

Existen multitud de ejemplos de la aplicación de esta metodología. A continuación, te mostramos una recopilación de algunos que nos parecen claros casos de éxito. 

BBVA

El sector de la banca lleva unos años apostando por el Design Thinking. Un claro ejemplo de ello es el BBVA, un banco que ha ido creando cajeros más útiles y humanos para los usuarios, cajeros capaces de responder las necesidades de sus clientes sin la ayuda de los empleados, cajeros en los que las interacciones son más sencillas y agradables.

¿Cómo surgió esta idea? La idea se desarrolló tras realizar un trabajo de Design Thinking en el que la dirección del banco se dio cuenta de que debía mejorar la experiencia de sus usuarios

 

The good Kitchen

The Good Kitchen es un caso de éxito en Dinamarca. En el país hay más de 100.000 personas mayores y dependientes que requieren ayuda en las comidas. Al principio, esta ayuda no era del todo efectiva porque estos mayores se sentían avergonzados y, también, porque sentían que no tenían ningún control sobre su alimentación. Por otro lado, los empleados que realizaban dichas comidas no se sentían satisfechos con su trabajo.

Tras llevar a cabo un proceso de Design Thinking se averiguaron los problemas de esta iniciativa y también se descubrió la mejor solución: crear una especie de restaurante, convirtiendo a los cocineros en auténticos chefs y a los mayores en clientes de un restaurante, dando lugar así a The Good Kitchen. 

 

Airbnb

Airbnb, la famosa plataforma que ofrece alojamientos ha revolucionado el sector turístico. Aunque esto no siempre fue así. La compañía estuvo años prácticamente sin generar ingresos, hasta que en el año 2009 decidió implementar la metodología Design Thinking, analizando errores e interactuando con sus clientes para averiguar los principales problemas de la plataforma. 

Sin duda, su trabajo de investigación funcionó y hoy en día son la muestra de todo lo que el Design Thinking puede hacer por una empresa.

 

SAP

SAP es la compañía multinacional alemana enfocada al desarrollo de herramientas informáticas para la gestión empresarial, conocida también por ser una de las empresas que ha utilizado el Design Thinking de forma interna, con el objetivo de mejorar sus productos y servicios

Es tal la aplicación del Design Thinking que han realizado que consiguen ayudar a otros clientes a mejorar sus negocios. 

 

On air shopping

On Air Shopping es una aplicación que indica al usuario dónde está el producto que desea comprar. Se centra en informar al público de las tiendas físicas que venden el producto que el usuario quiere.  En definitiva, esta App es capaz de unir el mundo online con el offline, estableciendo un vínculo entre los comercios y los usuarios de los smartphones. 

ejemplo-desing-thinking-onair

Esta idea surgió de una propuesta de inversión en una startup, propuesta que en un primer momento iba dirigida a turistas y actividades de ocio.  Para ello, se realizó un estudio de ‘Empathic research’, que acabó confirmando que ni los turistas ni los propios residentes de las ciudades conocen bien su entorno.

De esta forma, la App, basándose en el Design Thinking, intentó cubrir esas necesidades que existen creando una plataforma que respondiera a las preguntas tanto de turistas como de residentes. 

Estos casos de éxito muestran los beneficios del Design Thinking y todo lo que esta metodología puede hacer por tu empresa. Si quieres utilizarla contacta con nuestros especialistas en Design Thinking en España. Nuestro equipo te ayudará a conocer qué desean tus clientes y cómo ofrecérselo.

Contáctanos!



Comentarios (0)
Escribe un comentario:

Gracias por enviar tu comentario. Será revisado por los administradores antes de ser publicado.